Dejar ir, es dejar SER

Dejar ir, es dejar SER

Una de las cosas más difíciles es soltar. Esto es porque nos aferramos a las cosas, a las personas y sobre todo a las expectativas que le ponemos a las circunstancias. Cuando las cosas se vuelven repetitivas, cuando pasa siempre lo mismo, cuando la persona te hace...