las habilidades empáticas también se pueden potenciar y desarrollar. Por ello, te damos estos tips que conducen a mejores actitudes:

1. Escuchar con la mente abierta y sin prejuicios. Ser respetuosos con los demás.

2. Prestar atención y mostrar interés por lo que nos están contando, ya que no es suficiente con saber lo que el otro siente, sino que tenemos que demostrárselo.

3. No interrumpir mientras nos están hablando y evitar convertirnos en expertos que se dedican a dar consejos, en lugar de intentar sentir lo que el otro siente.

4. Aprender a descubrir, reconocer y recompensar las cualidades y logros de los demás. Esto va a contribuir, no solamente a fomentar sus capacidades, sino que descubrirán también nuestra preocupación e interés por ellos.

5. Cuando tengamos que dar nuestra opinión sobre lo que nos están contando, es muy importante hacerlo de forma constructiva, ser sinceros y procurar no herir con nuestros comentarios.

6. Ten buena predisposición para aceptar las diferencias que hay con los demás, ser tolerantes y pacientes con los que nos rodean y con nosotros mismos.

Si los llevas a cabo, harás de la empatía la capacidad de entender los pensamientos y emociones ajenas, de ponerse en el lugar de los demás, captar los mensajes verbales y no verbales, y compartir sus sentimientos. Todo ello se te retribuirá de manera agradable. ¡Inténtalo!